La “Gira Arcoíris”

El nombre “Gira Arcoíris” no es, en principio, un título oficial que el gobierno le haya dado a dicha gira. Los medios de la época y los primeros documentos se refieren al “viaje que Eva emprendería por países europeos”. Recordemos que, originalmente la invitación había sido de España a Juan Perón y este delega el viaje a Eva como una embajadora informal.
Antes de emprender la gira, se sumó al itinerario la visita al Vaticano e Italia y, luego, se sumaron los demás países; por lo que terminó convirtiéndose en una gira internacional que incluyó a Estados como Brasil y Uruguay.
Días antes de comenzar la gira, los trabajadores, a través de la CGT, le entregaron a Eva Perón el título honorífico con el que los representaría a lo largo de la misma:  “Embajadora de la Paz”. En un mundo devastado por la guerra Eva se presentaba como una mujer que traía, de parte del gobierno argentino, un mensaje de paz y de solidaridad, como también viajaba para estrechar lazos y trabajar en conjunto para que la paz sea duradera. En paralelo a la gira, el presidente Perón envió un “Mensaje a los pueblos del mundo” donde reforzaba dichos conceptos, buscando colaborar con la estabilización de la política mundial, sintetizada luego en los principios de la Tercera Posición, que rigió la política internacional de Argentina durante los gobiernos peronistas.
El título de Gira Arcoíris lo pone la prensa internacional, sobre todo la prensa suiza, que describe el paso de Eva como “Un arcoíris entre dos mundos, el antiquísimo símbolo de la paz después de las revueltas tempestades”. Esta imagen es replicada por la prensa de otros países y, finalmente, reconocida como la imagen central por parte del Estado Argentino.
Para profundizar este u otros aspectos de la gira lo invitamos a consultar el libro “La embajadora de la paz. La gira internacional de Eva Perón”, que es el resultado de una larga investigación realizada por esta institución.